Aumentan los incendios industriales después de la pandemia

incendios industriales
Meyclima

Publicado por Meyclima

9 septiembre, 2020

En este articulo nos hacemos eco de la noticia publicada por Tecnifuego (Asociación Española de Sociedades de Protección Contra incendios) donde relatan que la falta de mantenimiento durante la pandemia podría estar detrás del inquietante aumento de los incendios en instalaciones industriales.

Según explican en su artículo, tras finalizar el estado de alarma el pasado mes de Junio, han percibido un aumento de grandes incendios en industrias de mas de 1.000m2 y creen que este fenómeno está directamente ligado a la falta de mantenimiento preventivo de los equipos de protección.

Los sistemas de protección contra incendios incluyen los sistemas activos (detectores, rociadores, extintores, etc.) y los sistemas pasivos (compartimentación, sectorización, etc.)

Dichos sistemas deben ser revisados periódicamente como marca la normativa y ser objeto de un correcto mantenimiento preventivo o substituidos en caso de llegar al final de su vida útil.

Desde Tecnifuego nos informan que durante los meses de pandemia muchas empresas cerraron lo que hizo descender los siniestros (dato contrastado por fuentes aseguradoras).

Con la vuelta a la “normalidad”, se han multiplicado los siniestros y lo atribuyen a la falta o descuido en el mantenimiento de los sistemas y equipos de prevención contraincendios.

La asociación lanza un mensaje de aviso sobre la importancia de dicho mantenimiento y alerta de las graves consecuencias que puede conllevar el descuido de las obligaciones que marca el Reglamento de instalaciones de protección contra incendios y el Reglamento de seguridad contra incendios en establecimientos industriales.

Desde Meyclima, empresa especializada en instalaciones contraincendios (y lo hacemos extensible a las instalaciones eléctricas)!, nos sumamos al aviso y recomendación y queremos poner de manifiesto la importancia que dichas instalaciones tienen en cualquier tipo de industria o instalación.

Un sistema mal mantenido o descuidado puede fallar en el momento más crítico, de ahí la importancia de un correcto mantenimiento y revisión.

Como suele decir la sabiduría popular: “mejor prevenir que rascar”.